Historia

Desde Agosto del año 1986 hasta la actualidad venimos dedicando nuestra labor a la promoción del desarrollo sostenible de las poblaciones rurales menos favorecidas de nuestra región andina del Cusco (Perú) en base al aprovechamiento y manejo sustentable de sus recursos naturales: agua, suelos y vegetación. 

Muchos gobiernos locales y hasta del nivel regional han adoptado en sus políticas de desarrollo y lo están haciéndolo en la actualidad, las enriquecedoras experiencias de las ONGDs del país como el CENPRODIC, realizadas a pequeña escala con resultados interesantes, después de todo el fin supremo de las ONGs de desarrollo no es resolver los problemas de un sector o población específica alguna como muchos erróneamente se imaginan, sino contribuir a la solución de tales problemas con propuestas y experiencias innovadoras, productivas y fundamentalmente protectoras del medio ambiente, experiencias susceptibles de ser replicadas por la comunidad a menor costo o con el apoyo de las entidades tanto públicas como privadas, ESO ES LO QUE HA HECHO a lo largo de toda su existencia y SIGUE HACIENDO en la actualidad.

Durante el año 2014 dedicamos nuestra atención a la exploración de las posibilidades sinergicas fundamentalmente locales y nacionales para continuar con nuestra misión institucional mas compartida con organizaciones similares buscando sinergias que permitan compartir las experiencias y capacidades adquiridas por una parte y por otra optimizar el uso de los recursos materiales disponibles, en dicha perspectiva después de una larga búsqueda tomamos contacto con la CAC LOS ANDES  de Apurimac, una singular Cooperativa de Ahorro y Crédito emergido de las mismas entrañas de los andes peruanos, como nuestra ONGD, vale decir de las propias experiencias de ayuda mutua ancestrales como el Ayni y la Minca y de las necesidades de financiamiento de las actividades productivas agropecuarias del hombre andino tras la desaparición de la única entidad de fomento agropecuario que era el  ex Banco Agrario del Perú. Sin lugar a dudas nuestros fines y objetivos eran comunes y complementarias a la vez lo que de inmediato posibilitó una serie de reuniones de trabajo tendientes a la suscripción de acuerdos y convenios en cuyo marco ya se vienen desarrollandose las actividades de la CAC en los ámbitos geográficos de intervención actual y anterior de nuestra ONGD con la finalidad en primer lugar de incorporar como nuevos socios a los campesinos beneficiarios de los proyectos ejecutados por la ONGD asegurando de esta forma la continuidad o viabilidad de los mismos tras el cese de la ayuda externa, esta nueva experiencia en sinergia de hecho va ha permitir la adopción de una NUEVA ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN de las ONGs del país que trabajan con fondos de la cooperación externa cada vez mas escasos y cuyos actores se encuentran muy preocupados por la viabilidad y sostenibilidad de los proyectos financiados; en buena cuenta la CAC tiene lo que la ONGD carece para seguir inyectando recursos luego de la ayuda externa y por otro lado la ONGD tiene experiencia y recursos técnicos del que carece la CAC para satisfacer plenamente a sus socios de modo que la labor conjunta y sinergica de ambas organizaciones sin ánimo de lucro procurará y garantizará los beneficios duraderos a largo plazo de las poblaciones beneficiarias y socias de ambas organizaciones. ¿Acaso en el futuro luego de esta experiencia un pre requisito de las ONGDs para el logro del financiamiento externo y la garantía de la viabilidad económica/financiera de las intervenciones?.